La memoria de los Machado en Villa Amparo

Tomás Gorria

Hoy , a través del facebook de Manuel Álvarez Machado (hijo de Leonor Machado) nos hemos enterado del fallecimiento de Carmen Machado Monedero, una de las tres hijas de José, hermano de Antonio Machado, y Matea. Con el fallecimiento de Carmen desaparece la última persona de la familia Machado que acompañó a Don Antonio en su estancia en Rocafort (también en Barcelona y en el penoso exilio hacia Colliure). 

En Rocafort vivieron durante quince meses Antonio Machado y su familia: su madre, Ana Ruiz y sus hermanos: Francisco Machado (que trabajaba como funcionario de la República) y su hermano José, que hacía las veces de secretario del poeta.  Francisco vivía con su mujer Mercedes y sus tres hijas: Leonor, Ana y Mercedes, y José con su mujer Matea y sus tres hijas: Eulalia, María y Carmen. De este modo completamos el  hipotético retrato de la familia Machado en Villa Amparo, con todas las personas que allí convivieron.

José Machado, padre de Carmen

Viñeta de Los días azules.

Un retrato que a falta de una fotografía, nos recuerda alguna de las viñetas del libro Los días azules. De Cecília Hill y Josep Salvia en la que se aprecia a las tres hermanas jugando en el jardín de Villa Amparo y que nos trae a la memoria las palabras de Leonor Machado cuando nos visitó en Rocafort y nos comentaba como don Antonio impartía clases de francés a las seis primas, “para que estas niñas no estén en barbecho”.

Antonio Machado (a la izquierda) con su hermano José, la mujer de éste, Matea Monedero, las tres hijas de ambos, Carmen, la más pequeña, María y Eulalia, y la madre de los Machado, Ana Ruiz. Madrid, hacia 1933. (Foto Alfonso).

Tuvimos la fortuna de poder conocer en Rocafort (y hace cuatro años, en Madrid, poco antes de su fallecimiento) a Leonor Machado, con la que pudimos compartir algunos de sus recuerdo de la estancia de la familia en Rocafort, pero con la noticia del fallecimiento de su prima Carmen, se cierra de algún modo, la memoria viva de aquellos meses.

Leonor Machado, con su hijo Manuel Álvarez Machado y Tomás Gorria, en diciembre de 2016

Son tiempos complicados, y los proyectos que parecían encauzados para recuperar Villa Amparo como referencia machadiana están en un momento (como tantas otras cosas) de pausa. Esperemos que más pronto que tarde puedan recuperarse para la reubicación de Rocafort en la geografía machadiana y la creación de un proyecto ilusionante para Villa Amparo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s